Divulgación versus intervención psicológica

 

 

Te lo prometo, tengo sentimientos encontrados con la divulgación.

¿El motivo?

La DIVULGACIÓN implica compartir conocimiento de forma responsable, tanto por la psicología como por las personas a las que llegas, pero te obliga a GENERALIZAR, en mayor o menor medida. Por eso, a pesar de que ese conocimiento esté sustentado en la evidencia, no puede tener en cuenta la singularidad de cada persona, su historia de aprendizaje ni su situación actual, aspectos que sí se atienden (¿cómo no?) en una INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA.

Poniéndome metafórica…

La DIVULGACIÓN sería como ir a una tienda, ver la ropa que hay expuesta y elegir la que te guste, te interese y creas que te va a favorecer. Por otro lado, una INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA sería como ir a un modista y que juntos diseñarais ropa A MEDIDA.

Dicho esto, espero que aquí encuentres información que te guste, te interese y te favorezca. Y, si consideras que la ocasión lo merece, acudas a un profesional.

Si te ha gustado, házmelo saber en los comentarios 😀

Abrir chat
Cuéntame que te pasa